Actividad 2. Harina [Estimulación Sensorial y Cognitiva]


Hello!

 

En la publicación de hoy os presento una actividad que he realizado recientemente con R*. Antes de empezar con la presentación de la actividad pregunto...

 

 

¿Qué es la estimulación sensorial?

 

pda, pathological demand avoidance, autismo, los sentidos

 

Entendemos la estimulación sensorial como la activación de los sentidos que favorece (1) la maduración del Sistema Nervioso Central, (2) aumento de conocimiento, (3) activación del cerebro y los mecanismos cerebrales que procesan la información, y (4) potencian la integración tanto de los sentidos exteroceptivos (vista, oído, tacto, olfato y gusto) como de los sentidos interoceptivos (propiocepción y vestibular), potenciando las relaciones positivas entre la persona y el ambiente.

 

¿Cómo trabajar el tacto a la vez que estimulamos el aprendizaje?

 

Cómo ya sabéis, en personas con PDA (Pathological Demand Avoidance) es muy importante estimular la creatividad y el aprendizaje a través de juegos, por ello aquí os presento una actividad 2x1 que ha funcionado exitosamente con un niño con autismo, PDA y dificultades del procesamiento sensorial con el que trabajo.

 

Hoy nos hemos atrevido con la harina, y para ello he recortado unos cuadrados de goma eva (fácilmente lavable) y he colocado en cada cuadrado una letra del mismo material. Una vez enterradas en la bandeja con harina ... ¡hemos comenzado el juego!

 

La dinámica del juego consistía en que teníamos que ser capaces de encontrar una letra en la bandeja (claramente son visibles y fácilmente pero hagámosle creer al niño que no es tan obvio y que no estamos seguro de que él pueda encontrarlas). El jugador 1 empieza, encuentra una letra y debe encontrar una palabra que comience por esa letra, si la encuentra gana un punto y se queda con su letra a modo de pequeño trofeo (apoyo visual - para poder hacer el recuentos fácilmente y así practicar números también). Si el jugador 1 no recuerda ninguna palabra que comience con dicha letra, el jugador 2 tiene su oportunidad de pensar en ella y si acierta se quedará con la letra. Turno del judador 2, la misma rutina. Y volvemos al jugador 1.  

 

Antes de comenzar el juego, he evitado formular preguntas del tipo: ¿quieres jugar a un juego muy divertido con harina? ¿jugamos con la harina? ¡mira que juego más divertido!.... Un niño PDA y con deficiencias sensoriales tactiles ignoraría dichas palabras y se iría a otra habitación a jugar. Por ello, os explico qué enfoque yo he usado y siempre uso con R*. Yo he preparado la actividad y una vez todo estaba listo he puesto la bandeja en la mesa, me he sentado enfrente de la bandeja y una vez el niño estaba a mi lado, lo he planteado como un juego al que yo solía jugar de pequeña y al que era muy muy buena (alimento sus ganas de competir contra mi y demostrarme que él es mejor).

 

Depende del niño podemos poner unas reglas u otras, sé imaginativo y adáptalas a su nivel y sus gustos. Tanto yo como R* ponemos normas, debemos mostrarnos ante ellos como iguales. En mi caso, R* ha puesto la norma de que el primero en tener más letras "R" era el ganador y yo por supuesto he aceptado. Sabía que sólo había una letra "R" en toda la bandeja pero él no, así que lo he usado para alargar el juego y fomentar el aprendizaje. 

 

Al principio, debido a sus deficiencias sensoriales, ha sido bastante reacio a tocar la harina con las manos por lo que me ha preguntado si podía usar una cuchara y por supuesto se la he facilitado (debemos adaptarnos a sus necesidades y miedos), pero una vez que me ha visto a mi hacerlo y que estaba divirtiendome, ha dejado a un lado la cuchara y se ha puesto a tocar la harina con sus manos también! - Recuerda que somos modelos de aprendizaje para ellos.

 

Una vez acabado el juego hemos construido palabras con las letras que teníamos en nuestras respectivas bandejas. Y posteriormente, R* ha decidido convertirse en un mago y mezclar la harina con diferentes ingredientes.

 

¡Perfecto! Dejemos que sean creativos y experimenten con ingredientes.

 

Recuerda siempre que la ropa se puede lavar, el suelo se puede fregar, la cocina se puede limpiar...,pero ¡su infancia no se puede recuperar!

 

Espero que esta actividad sea de utilidad para familiares y profesionales trabajando con niños con deficiencias sensoriales tactiles y dificultades de aprendizaje.

 

Gracias y como siempre espero sus comentarios.

             

Rocío

Publicación dedicada al papá y mamá de R*, un niño lleno de vida y sabiduria, que luchan a diario por su futuro y forman parte de este proyecto de difusión y concienciación de PDA.


Artículos relacionados

Escribir comentario

Comentarios: 0