Consejos para la crianza de una persona con PDA


Riko Ryuki, persona con Síndrome de Asperger y PDA (Pathological Demand Avoidance), nos comparte una vez más unos consejos basados en su propia experiencia y nos permite difundirlo entre la población hispana. Para acceder a la publicación original haz click aquí.

Aquí os dejo algunas tácticas que parecen funcionar:

  • Pide las cosas de forma agradable. 

¿A quién no le gusta que se le pidan las cosas en un modo agradable? Entonces, ¿por qué nuestros hijos son diferentes? Diciendo "por favor, ¿podrías recoger eso por mí?" suena mucho mejor y es más probable que sea aceptado.

 

  • Respeta su "no".

Si alguien te pide hacer algo y tú dices que no, y ellos se vuelven locos, ¿no crees que te cabrearías?

 

Es importante enseñar a todos los niños que está bien decir no. Si no lo hacemos, ¿cómo pueden negarse a ser presionados por sus compañeros cuando se les ha enseñado que su opinión no importa?

 

Si es importante que lo hagan y no no es una respuesta disponible, mejor no les preguntes.

 

Una de las cosas que odio es cuando la gente enmascara una demanda/petición como una opción y luego se molesta cuando la respuesta es no ya que estaban esperando un .

 

Esto es diferente de dar a los niños con PDA la ilusión de control sobre una demanda en forma opciones porque el niño puede elegir, las opciones simplemente no son una opción de o no.

 

  • Propone varias opciones.

Muchas opciones y preguntas abiertas son difíciles de gestionar para personas con PDA. Cuando damos opciones es generalmente mejor dar 2 opciones. A diferencia de sí/no, esta táctica no permite que el niño elija si hacen la demanda o no, sino que les permite un cierto control sobre cómo se realiza la demanda. "¿Te gustaría usar el cepillo de dientes verde o el cepillo de dientes rojo?" Se le dice al niño que deben cepillarse los dientes, pero pueden elegir el cepillo que usan.

 

  • La opción no propuesta.

Cada vez que mi pareja me pregunta si me apetece un té o un café, muy a menudo mi respuesta es "un chocolate caliente". Esto se debe a dos motivos, el primero es que en realidad quería un chocolate caliente y el segundo es que a veces mi necesidad de evitar la demanda no me deja elegir ni siquiera una de las opciones propuestas.

 

Puede sonar extraño para aquellos que no están acostumbrados a PDA.

 

Por lo tanto, si le das dos opciones y el niño escoge una tercera opción, a menos que vaya en contra de la propia demanda/petición, en general es mejor dejarlo pasar. El niño está demostrando que quiere trabajar y cooperar contigo, pero realmente le resulta difícil hacerlo de la manera que un niño neuro-típico lo haría.

 

  • Cuenta atrás (countdown).

Realizar un countdown (Cuenta Atrás) hasta una transición y/o una demanda puede ayudar al niño a prepararse y darle tiempo para acostumbrarse al cambio y/o la realización de la demanda.

 

Imagina que se te comunica que tienes que dar un discurso frente a un centenar de personas ahora mismo. Probablemente entres en pánico ya que no tienes tiempo para prepararte. En este momento no estás haciendo nada y un segundo después estás en el escenario y se espera que hables.... Transiciones y demandas son vividas así para personas con PDA, debido a nuestro alto nivel de ansiedad y emociones, incluso las cosas pequeñas como vestirse y comer el almuerzo parecen como si nos hubieran pedido subir a un escenario y hacer un discurso. Abrumador, ¿verdad?

 

  • 'La espera es peor que el propio evento en si'.

A veces, la espera es peor que el evento en si. Nuestras mentes repasan sin parar lo que va a suceder y lo que podría salir mal, mientras más tiempo tengamos, peor parece el evento. Es solamente después cuando nos damos cuenta que la espera era lo peor.

 

Me he dado cuenta que a veces es más fácil contarle a un niño acerca de una demanda poco antes de que vaya a suceder, en lugar de días/semanas de antelación. Esto es especialmente útil para cosas como citas con el dentista, visitas al el hospital, vacaciones, reuniones y otros eventos desagradables e impredecibles. Aún así, es importante dar suficiente anticipación (es decir, no segundos antes de salir de la casa), pero no tanto como para que el niño comience a preocuparse por todas las cosas que podrían salir mal.

 

  • Compite hasta el final.

Enmascarar una demanda dentro de una carrera puede ser un buen motivador para algunos niños. Diciendo por ejemplo "apuesto a que no puedes vestirse antes que yo" puede motivarles a levantarse y moverse debido a su necesidad de ganar.

 

  • Pretende jugar.

Niños con PDA a menudo utilizan juegos de rol o juegos de simulación para hacer frente a las demandas cotidianas. Algunos hablan a través de sus juguetes diciendo "El oso Charlie no quiere comerse su comida".

 

A menudo, los padres pueden convencer al niño para que realice la tarea hablando a través del juguete, diciendo "¿Puede Charlie vestirse?". Esto significa que el niño puede aceptar la demanda porque no está dirigida directamente a él.

 

También pueden culpar a un peluche o juguete por cualquier error que hayan cometido. Para los padres podría resultar más fácil acostumbrarse a esto y disciplinar/castigar al juguete en lugar de desafiar al niño. Probablemente el niño ya sabe que lo que hizo estuvo mal y está ansioso porque le van a reñir, por lo que culpar a un objeto resulta a menudo más fácil. Esta estrategia puede facilitar a los padres explicar por qué lo que el niño hizo estuvo mal, lo que deberían haber hecho en su lugar y cómo deben hacer las cosas bien. Porque sin el juguete de por medio, el niño puede sentirse abrumado por sus emociones y no va a escuchar lo que se le dice.

 

  • Reduce y aumenta las demandas/peticiones.

La ansiedad y la capacidad de hacer frente a las demandas varían todos los días, a veces incluso entre horas. Esto significa que los padres deben aprender a reconocer cuando el hijo está "luchando internamente" y cuando es capaz de cooperar.

 

Cuando la ansiedad y la evitación de la demanda es alta, lo mejor es reducir las demandas/peticiones, ya que tendrá dificultades para hacer frente a ellas y esto puede resultar en meltdowns, crisis sensoriales y/o ataques de pánico.

 

Cuando el niño lo esté gestionando bien y sus niveles de  ansiedad y evitación de la demanda sean bajos, entonces es el momento de aumentar las demandas ya que es más probable que ahora las puedan cumplir.

 

Sin embargo, es importante tener cuidado al aumentar las demandas ya que la ansiedad puede aumentar rápidamente, por lo que les puede resultar difícil hacer frente a la situación. 

 

Con práctica resultará más fácil juzgar cómo y cuándo aumentar y disminuir las demandas para sacar el máximo partido de lo que el niño puede hacer.

 

  • Dale espacio.

Todo el mundo necesita pausas de vez en cuando, y esto es especialmente cierto para personas con PDA. Necesitan espacio para relajarse y controlar sus emociones.

 

  • No les metas prisa.

Todo el mundo trabaja mejor cuando se deja a su propio ritmo. Algunas personas trabajan mejor cuando se les da mucho tiempo, otras trabajan mejor bajo presión. Tú sabrás mejor lo que funciona para tu hijo.

 

  • Déjale "stim".

Stimming es una forma de auto-relajación. Puede ser aletear las manos, girar en círculos, tocar cosas a su alrededor, hacer clic con el bolígrafo, observar luces, rodar objetos como ruedas, saltar, etc. Hay muchas formas diferentes de stims. Stimming es muy útil, especialmente para la concentración y como un mecanismo de afrontamiento. Siempre y cuando los stims no sean dañinos (otro stim puede ser golpear su cabeza contra las paredes), entonces está bien dejarlos que lo realicen.

 

Recuerda... evitar la demanda no es una opción. Todos los niños quieren hacerlo bien, pero luchan porque no pueden.

Información proporcionada por Riko Ryuki. Artículo completo publicado en su blog 'Riko's blog: PDA and more' a fecha 20 de Diciembre de 2016.

Traducido por Rocío Manzanera [Enero 2017].

Artículos relacionados

Escribir comentario

Comentarios: 0